Pasos para construir tu marca personal (y 5 ejemplos para inspirarte)

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-portada

Sí, ya sé lo que estás pensando…

¿Pero esta no es diseñadora web?

¿Qué hace hablándome de marca personal?

¿O acaso es que también vende ese servicio?

No, para, stop.

Solo me dedico al diseño web.

El tema del branding se lo dejo a otras profesionales.

Por cierto, colaboro con algunas muy cracks. Si quieres que te pase su contacto, solo tienes que decírmelo.

Entonces… ¿por qué me meto yo en estos fregaos?

Porque, amiga, si eres emprendedora, antes de pensar en crear tu página web, es fundamental, ESENCIAL, que tengas tu marca personal 100% definida.

Y, qué demonios, me apetecía hablar de este tema.

Así que vamos al lío con el asunto:

¿Qué te viene a la mente cuando piensas en la palabra “marca”?

Probablemente un gran nombre, como puede ser Apple, Coca-Cola o Nike.

Pero, ¿qué hace que estas empresas sean “marcas”?

Una marca es una promesa, una identidad.

Seguramente te comprarías unas Nike porque representan fortaleza o un dispositivo de la empresa de la manzana porque simbolizan la vanguardia y la innovación.

Una marca es algo único, una diferenciación, ese “no-se-qué-que-qué-se-yo” que se mete en tu cabeza y te hace relacionar, por ejemplo, un vaso de refresco con el verano y la alegría de vivir.

Pero, aquí viene lo mejor, las grandes empresas no tienen el monopolio del concepto de marca.

Cualquier individuo, persona, ser… tú, yo, tu vecina del tercero… puede tener su propia marca.

Y esto es la marca personal.

Si te das una vuelta por redes sociales verás muchísimas emprendedoras que ya le han dado caña a su marca personal y la utilizan para sus negocios.

¿Quieres saber cómo crear tu propia marca personal?

En este post te cuento todos los entresijos de la marca personal y cómo puedes ponerla en práctica en tu negocio.

Pero antes…

¿Qué es la marca personal?

La marca personal (“personal branding” en inglés) se refiere a la construcción y gestión de la imagen, la reputación y la presencia de una persona.

En resumen, es la forma en que una persona se presenta a sí misma al mundo y cómo es percibida por los demás.

Al igual que las empresas utilizan su marca para destacar en el mercado frente a su competencia, tú también puedes usar tu marca personal para generar confianza, aumentar tu autoridad y diferenciarte del resto.

Porque una cosa está clara: negocios como el tuyo o emprendedoras que se dedican a lo mismo que tú hay muchos, pero solo hay una tú.

Como tú no hay nadie. Eres única.

Y todo eso que te hace especial es lo que debes potenciar y comunicar al mundo (y sobre todo a tus potenciales clientes) a través de tu marca personal.

Qué hace tu marca personal por ti

Tu marca personal es tu gran aliada en tu negocio, ya que te aporta grandes beneficios y ventajas para conseguir los objetivos que te hayas marcado:

  • Diferenciación: en un mundo donde la competencia es cada vez mayor, una marca personal fuerte y potente te ayuda a destacarte entre la multitud y diferenciarte de otros profesionales de tu mismo sector. Te permite mostrar lo que te hace única y valiosa.
  • Credibilidad y confianza: una marca personal bien construida puede aumentar tu credibilidad y ayudarte a generar más confianza entre tu público objetivo. Cuando demuestras conocimiento y experiencia en tu sector, las personas tienden a confiar en tu opinión y en tus habilidades.
  • Oportunidades profesionales: una marca personal sólida puede atraer más y mejores oportunidades de trabajo y colaboraciones dentro de tu sector.
  • Networking y conexiones: construir una marca personal puede ayudarte a establecer y mantener conexiones interesantes dentro de tu sector. Cuando otros profesionales reconocen y confían en tu marca personal, es más probable que quieran conocerte, conectar y trabajar contigo.
  • Desarrollo profesional: una marca personal fuerte puede impulsar tu desarrollo profesional y atraer oportunidades de aprendizaje y crecimiento. Por ejemplo, pueden invitarte a participar en conferencias, escribir artículos en publicaciones o participar en proyectos interesantes.

En definitiva, tu marca personal demuestra que eres una persona auténtica, te ayuda a mostrarte ante tu audiencia de una forma genuina.

Y, por tanto, no debes tener miedo a exponerte tal cual eres, todo lo contrario.

Cuanta más autenticidad haya, mejor.

Nada de postureos ni apariencias.

Solo tú, tus creencias, tus valores, tus puntos fuertes, tus puntos débiles, sin tapujos.

De esta forma siempre vas a generar más confianza entre tu público objetivo, que sentirá que te conoce, que puede confiar en ti y conectará contigo de una forma muy cercana.

Pasos para construir tu marca personal

Dicho todo lo anterior, queda claro que construir tu marca personal es fundamental para tu negocio, ya que te ayuda a diferenciarte, generar confianza, mostrar autoridad en tu campo y abrir nuevas oportunidades profesionales.

Pero, ¿cómo crear tu marca personal?

La creación de una marca personal es un proceso que requiere tiempo, esfuerzo, trabajo y darle al coco.

Estos son los pasos clave que debes dar para construir una marca personal potente y sólida:

1. Autoevaluación y objetivos

Lo primero que debes hacer para construir tu marca personal es realizar una autoevaluación honesta y definir tus objetivos de forma clara.

Esta etapa es esencial porque establece las bases de tu estrategia de marca personal y te ayuda a comprender quién eres y hacia dónde quieres ir.

Reflexiona sobre tus valores personales y profesionales, qué es importante para ti en la vida y en tu negocio, identifica cuáles son tus principios fundamentales y qué te motiva.

Evalúa tus habilidades, conocimientos y experiencia, cuáles son tus puntos fuertes, tus logros del pasado, proyectos exitosos, pero también analiza tus debilidades, en qué áreas o campos necesitas mejorar.

Ten en cuenta tus intereses y pasiones, qué te gusta hacer, en qué sector te encantaría trabajar.

Respecto a los objetivos, establece metas claras y alcanzables a corto, medio y largo plazo, y sé específica sobre lo que deseas conseguir.

Por ejemplo, si eres emprendedora online tus objetivos pueden ser captar leads en tu página web y alcanzar los 500 suscriptores (corto plazo, de 3 a 6 meses), añadir nuevas fuentes de ingresos (medio plazo, de 6 meses a 2 años) y expandir tu negocio a nivel internacional (largo plazo, más de 2 años).

Si tienes varios objetivos en mente, piensa cuáles son los más importantes para ti, prioriza y enfoca tus esfuerzos en ellos.

Intenta establecer un plazo para cada objetivo para ir a piñón fijo, no irte por las ramas y medir mejor tu progreso.

Asegúrate de que tus objetivos están en línea con tus valores profesionales para garantizar que tu marca personal es auténtica y sentirte comprometida con ella a lo largo del tiempo.

Si tus objetivos no están en armonía con tus valores, es posible que surja un conflicto interno y que tu marca personal no sea coherente.

Investiga a tu competencia y profesionales destacados en tu sector, qué están haciendo bien, qué pueden enseñarte, qué te hace a ti diferente de ellos.

2. Identifica a tu público objetivo

Una vez tienes claros tus objetivos, toca definir a tu audiencia.

Cuando sabes a qué personas te diriges, qué necesitan y cómo puedes ayudarlas, es más fácil adaptar tu enfoque y contenido y crear una conexión más sólida y auténtica.

Esto también te va a resultar más sencillo si te centras en un nicho específico, en lugar de querer llegar a todo el mundo.

Por ejemplo, si eres psicóloga, puedes enfocarte en pacientes con problemas de ansiedad laboral.

O si eres entrenadora de fitness, puedes centrarte en personas interesadas en entrenamientos de alta intensidad.

Crea un perfil de tu cliente ideal, identifica cuáles sus deseos y sus puntos de dolor, adapta tu mensaje para satisfacer sus necesidades y crea contenido relevante que pueda resultarte de interés y ayuda.

3. Desarrolla tu propuesta de valor

Una vez has definido cuáles son tus objetivos y a quién te diriges, es hora de identificar y comunicar de forma clara y convincente tu propuesta de valor, es decir, qué es lo que te hace única y valiosa para tu audiencia.

En definitiva, se trata de responder a la pregunta “¿Por qué deberían elegirme a mí en vez de a mi competencia?”.

Por tanto, para definir tu propuesta de valor es fundamental identificar tus fortalezas (qué habilidades tienes, en qué eres buena), comprender las necesidades de tu audiencia (qué problema tienen, qué quieren conseguir) y hacerles ver que tú eres la persona indicada para ofrecerles una solución.

La clave aquí está en ser auténtica, coherente y convincente.

4. Elige tus canales de comunicación

Si alguna vez has escuchado que para que tu negocio online funcione tienes que estar en absolutamente todas las redes sociales que existen, tranquila, no te agobies, ni caso, no es así.

De hecho, es un error.

Lo recomendable es tener claro en qué canales de comunicación se mueve tu público objetivo y centrarte solo en ellos.

Para eso, de nuevo, toca investigar.

¿Tu público objetivo es más de leer blogs?

¿Se pasa las horas en Instagram?

¿Le va más Tik Tok?

Descubre dónde pasan más tiempo y centra tu presencia en los canales o redes sociales adecuados.

Y si eliges varios canales, no olvides mantener la coherencia y utilizar el mismo estilo en todos ellos (voz, mensaje, etc).

5. Crea contenido relevante

Una vez has definido a tu audiencia y dónde se mueve, es hora de ponerse manos a la obra y ofrecer información útil, relevante y significativa que le resulte de interés.

Este punto es fundamental incluso a nivel de SEO, ya que Google prioriza desde hace tiempo la experiencia de usuario y el contenido de una página web, por encima de otras métricas.

Y prueba de ello es uno de sus últimos algoritmos: Helpful Content.

Para ofrecer un contenido relevante y de calidad, elige temas que estén relacionados con tu sector que resuelvan los problemas de tu público objetivo o que respondan a sus preguntas.

Hazlo de forma clara, sencilla y auténtica.

No se trata de marear a tu audiencia con términos técnicos que solo tú y los que se dedican a lo mismo que tú entendéis.

Por ejemplo, si eres abogada a tu cliente potencial no le interesa qué nueva ley se ha aprobado en el BOE o tal cláusula que nadie sabe qué demonios quiere decir.

Lo que le interesa saber es si tú, como abogada, puedes ayudarle a resolver el problema que tiene (una herencia, un divorcio, un despido) y cómo vas a hacerlo.

Puedes utilizar diferentes formatos para llegar a diferentes preferencias de consumo (blog, vídeos, podcast…) y, por supuesto, siempre siendo coherente y utilizando el mismo estilo en todos ellos.

Importante: sé constante (publica contenido a menudo) y fomenta la interacción con tu audiencia, que no sea un monólogo, sino una conversación. Anima a tu público a comentar, compartir y participar.

Por último, analiza el rendimiento de tu contenido y ajusta tu estrategia si es necesario.

Crear contenido de valor, ofrecer soluciones útiles y mantener la autenticidad te ayudará a construir una marca personal sólida, convertirte en una autoridad dentro de tu sector y atraer más seguidores y clientes.

6. Participa en la comunidad

Si quieres crear una marca personal en condiciones, no te queda otra que salir de la burbuja, darte a conocer al mundo y, sobre todo, ser participativa.

Participar en la comunidad y hacer networking puede abrirte puertas, brindarte grandes oportunidades profesionales y mucho aprendizaje.

Además, te ayuda a tener más visibilidad y reconocimiento.

Así que no dudes en ser proactiva tanto online (foros, redes sociales) como offline (cursos, eventos), interactuar con otros profesionales, compartir tus conocimientos y experiencia, aportar valor a los demás y ser siempre auténtica.

7. Cuida tu reputación online

Seguro que cuando quieres comprar algo en internet o contratar a un profesional, antes de tomar ninguna decisión buscas opiniones de otros usuarios, ¿verdad?

En el mundo digital, tener una buena reputación es clave para generar confianza y atraer más clientes.

Una marca personal potente tiene una reputación intachable.

¿Cómo cuidarla?

Controla tus redes sociales y asegúrate de que reflejen tu marca de forma coherente, crea contenido de calidad que refuerce tu experiencia y credibilidad, participa en conversaciones profesionales para compartir tus conocimientos, pide testimonios a tus clientes y responde SIEMPRE a las posibles críticas negativas de forma profesional.

* Tip: crea una alerta en Google con tu nombre o el de tu negocio para estar siempre al tanto de lo que se habla de ti en internet, poder identificar cualquier contenido negativo o incorrecto y responder a tiempo.

8. Actualización constante

Si quieres tener una marca personal fuerte y una buena imagen profesional, es fundamental mantenerte siempre al día de las últimas novedades en tu sector.

Así vas a mostrar compromiso y aportar más valor a tu audiencia.

Para mantenerte siempre al día, lee, estudia, realiza cursos, asiste a conferencias, sigue a expertos en tu sector, participa en grupos y comunidades, prueba nuevas ideas y enfoques en tu trabajo… y no te olvides de compartir tu conocimiento.

9. Evalúa y ajusta

Analiza a menudo la evolución y el rendimiento de tus estrategias de marca y haz los ajustes que sean necesarios para mejorarlas.

Escucha a tu audiencia para entender sus necesidades y, si estas cambian, adáptate.

Observa a tu competencia y, si es necesario un cambio de enfoque, hazlo.

Sé flexible, experimenta, prueba y mantén siempre una mentalidad de mejora continua.

Ya sabes: renovarse o morir.

5 ejemplos de marca personal para inspirarte

Aquí tienes cinco ejemplos de emprendedoras que han conseguido construirse una marca personal impecable y que pueden servirte de inspiración para crear la tuya:

1. Vilma Núñez

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-vilmanunez

Vilma Núñez es, sin duda, uno de los ejemplos más inspiradores de emprendedoras de habla hispana con una marca personal exitosa.

Creadora de reconocidas formaciones de marketing online, es todo un referente en el mundo online y un ejemplo de éxito y evolución: pasó de empleada por cuenta ajena a Blogger, de emprendedora a consultora y speaker internacional y hoy en día es CEO de un grupo corporativo de empresas, con mas de 200.000 suscriptores y 750.000 seguidores en Instagram.

“Tu marca personal sí se puede transformar en una marca de alto impacto”, palabra de Vilma.

2. Isabel Llano

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-isabelllano

Isabel Llano, más conocida como Isasaweis, lleva muchos años compartiendo trucos y consejos de belleza, maquillaje, moda y recetas de cocina a través de su página web, sus redes sociales y su canal de Youtube, donde ya alcanza los casi 600.000 seguidores.

Todo un referente en internet y ejemplo inspirador de marca personal.

3. Laura Ribas

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-lauraribas

Laura Ribas comenzó como Blogger y al poco decidió apostar fuerte por su marca personal y, aunque al principio se centró sobre todo en el marketing, su estilo y metodología son hoy en día una mezcla de estrategia, desarrollo personal, liderazgo y espiritualidad.

Según sus propias palabras, su misión es ayudar a la gente a conseguir la vida que quieren y hacer sus sueños realidad mediante estrategias claras basadas en la productividad, el entusiasmo y el espíritu positivo.

Todo ello basado en su propia experiencia y con su toque personal.

4. Patricia Marra

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-patriciamarra

Patricia Marra es una de las principales referentes en el mundillo del marketing digital, la creación de contenido estratégico y las redes sociales.

Ha formado a más de 1000 emprendedores a través de sus cursos y programas y ha creado la membresía Kit de Contenido, diseñada para ayudar a emprendedores a ahorrar tiempo a la hora de crear contenido para Instagram y Tik Tok.

Todo un ejemplo inspirador.

5. Maïté Issa

blog-lydiacalero-disenowebemprendedoras-marca-personal-maiteissa

Maïte Issa es coach experta en manifestación y creadora de la mayor comunidad en España sobre este tema, con cientos de miles de mujeres que la siguen a diario y un mantra común: “Tu éxito es inevitable”.

Como dice textualmente en su web, Maïte es una “emprendedora que ha pasado de no llegar a fin de mes a convertirse en millonaria”.

Algunos de sus muchos logros:

  • Creadora del podcast número 1 en habla hispana sobre manifestación.
  • Autora del best seller “Tu éxito es inevitable”.
  • Fundadora de la primera Comunidad de Manifestadoras Expertas que reúne más de 300.000 mujeres.
  • Fundadora de la primera Escuela Online Manifestadoras Expertas, en la que enseña todos los secretos para tenerlo todo en la vida gracias al poder co-creador.

Maïte ayuda a miles de mujeres en más de 25 países a manifestar lo que antes creían imposible.

Esta emprendedora todoterreno no solo puede inspirarte a la hora de crear tu propia marca personal, sino que te dará muchos tips para conseguir todos tus objetivos, tanto en tu vida personal como profesional.

Muy fan de esta mujer 🙌

Conclusión

Como ves, construir tu propia marca personal y utilizarla para tu negocio tiene muchas ventajas: te ayuda a diferenciarte, genera confianza en tu audiencia y puede brindarte grandes oportunidades profesionales.

Para conseguirlo solo tienes que:

  • Conocerte a ti misma.
  • Definir tus objetivos.
  • Conocer a tu público objetivo.
  • Desarrollar tu propuesta de valor.
  • Mostrarte en los canales de comunicación más indicados.
  • Crear contenido relevante a menudo.
  • Participar en la comunidad.
  • Cuidar tu reputación online.
  • No parar nunca de aprender evolucionar y mejorar.

Y tú ¿tienes ya una marca personal? ¿Qué estrategia has seguido para construirla? ¿A qué desafíos has tenido que enfrentarte?

✅ Si ya tienes tu marca personal más que definida y ahora necesitas una página web todoterreno para mostrarla al mundo y conquistar internet, escríbeme y hablamos.

banner-blog-lucushost-LC

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos 0

¡Aún no hay votos! Sé el primero en valorar este artículo

¡Siento mucho que el post no te haya resultado útil!

¡Ayúdame a mejorarlo!

¿Cuáles son tus sugerencias para mejorar este post?

Si te ha gustado, compártelo. ¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciocho =

Espera, antes de continuar…

ATENCIÓN, PREGUNTA

¿Por qué unas emprendedoras consiguen buenos resultados y están felices con su web, mientras otras se desesperan y acaban tirando la toalla?

Scroll al inicio