Claves para elegir el dominio de tu web

lydiacalero-blog-disenoweb-emprendedoras-claves-elegir-dominio-web

Una de las primeras dudas que suelen tener la mayoría de mis clientas cuando están a punto de lanzar su página web es qué nombre de dominio elegir.

Parece una cosa tonta, pero no.

De tonta no tiene un pelo.

Elegir un nombre de dominio es una tarea que no debes tomarte a la ligera porque:

  • El nombre que elijas va a estar asociado a tu marca de forma inmediata. Si eliges uno al tuntún, lo utilizas durante un tiempo y luego te arrepientes, ya no es sencillo dar marcha atrás.
  • El dominio puede afectar al posicionamiento de tu página web en los buscadores.

Así que, antes de lanzarte a lo loco a comprar el primer dominio que se te pase por la cabeza, tómate un tiempo para darle una vuelta y reflexionar sobre cuál es la mejor opción para ti y tu negocio.

Y si no tienes claro qué factores tener en cuenta a la hora de elegir un buen nombre de dominio, aquí van algunos tips que te pueden ayudar:

Qué es un nombre de dominio

Empecemos por el principio.

¿Qué es exactamente un nombre de dominio?

Básicamente es la parte de la URL o dirección de tu web que va desde el prefijo http o https hasta la extensión (.com, .es, .net, etc).

Aquí tienes un ejemplo gráfico, que una imagen vale más que mil palabras.

nombre-de-dominio

Por ejemplo, mi nombre de dominio es lydiacalero y la extensión es .com.

No debemos confundir el dominio con el hosting.

Esto que parece algo de lo más básico no lo es para alguien que está empezando en esto del mundo online y no tiene mucha idea.

De hecho, algunas de mis clientas al principio no saben diferenciar entre una cosa y la otra.

El dominio, como ya hemos visto, es el nombre de tu web.

En resumen, la dirección a través de la cual los usuarios van a acceder a tu página.

El hosting, por su parte, es el espacio de almacenamiento donde se alojan todos los archivos que componen tu página web.

Si quieres que tu página web sea pública y visible para todos, no te queda otra que contratar un hosting.

Aclarado esto, un segundo apunte:

Aunque no siempre es así, lo más habitual es que el nombre de dominio de tu web sea igual al de tu marca.

En este caso, por tanto, el nombre que elijas para tu marca va a condicionar tu nombre de dominio.

Si todavía estás en el proceso de elegir nombre para tu marca, estás a tiempo de elegir el más adecuado siguiendo estas mismas claves que vienen a continuación.

Si ya tienes nombre de marca, puede que alguna de estas claves ya no te sirvan, pero puedes tenerlas en cuenta para intentar crear el nombre de dominio más apropiado dentro de lo posible.

Seguimos.

Claves para elegir un buen nombre de dominio para tu página web

Elige un nombre de dominio corto

El tamaño aquí sí importa, amiga.

Cuanto más corto y conciso sea tu nombre de dominio, mejor.

Lo ideal es que tenga entre 6 y 14 caracteres, siempre que sea posible.

Escoge un nombre de dominio fácil de deletrear y escribir

Si piensas en algunos de los sitios web más famosos del mundo, te darás cuenta de que la mayoría de ellos tienen nombres cortos y sencillos.

WordPress, Instagram, Twitter, Facebook, Google…

Todos ellos son fáciles de escribir y de deletrear.

Antes de elegir tu nombre de dominio, imagina que tienes que decirle a alguien cuál es la dirección de tu página web.

Si tienes que repetirlo varias veces para que lo pillen, mejor plantéate cambiarlo.

Opta por un nombre de dominio fácil de pronunciar

Además de ser sencillo de escribir y de deletrear, tu nombre de dominio debe ser fácil de pronunciar.

Como en el caso anterior, haz la prueba tú misma y dilo en voz alta.

Si se te traba la lengua, lo mejor es que te plantees cambiarlo por otro menos complicado.

No incluyas caracteres especiales

Ya hemos visto que tu nombre de dominio tiene que ser fácil de deletrear, escribir y pronunciar, así que mejor olvídate de incluir cualquier otra cosa que no sean letras.

Evita los guiones medios y bajos, los números, los símbolos y la letra “ñ”.

El objetivo siempre es ponérselo lo más fácil posible a tus usuarios y evitar confusiones.

Porque una equivocación puede llevar a tus usuarios (y posibles clientes) a un error 404 y una estampida de tu web.

Y eso es lo que no queremos.

Si puedes añadir una palabra clave, mejor

A ver, esto no siempre es posible, pero si puedes hacerlo, estupendo.

Añadir una palabra clave de tu sector a tu nombre de dominio siempre es una ventaja, ya que Google y el resto de motores de búsqueda lo tendrán en cuenta de forma positiva y te ayudarán a posicionar mejor en los resultados.

Algunos ejemplos de emprendedoras que lo han hecho:

  • La copywriter Susana García – venderconpalabras.com
  • La coach especializada en alimentación saludable Fátima Tejedor – healthymezclum.com
  • La copywriter Belén López – belenlopezcopy.com
  • La community manager Beatriz Estebarán – beinsocialmedia.es
  • La decoradora de interiores Jerica Díaz – spaceswithharmony.com

Pero, como te decía, tampoco te vuelvas muy loca con esto, ya que incluir una palabra clave en tu nombre de dominio es positivo, pero tampoco es un factor determinante para el SEO.

Así que, si puedes, genial, y si no, tampoco te va a perjudicar.

Intenta ser original

Los nombres de dominio creativos y de marca tienen mucho más tirón que los genéricos.

Un nombre de dominio único y original te ayudará a destacar sobre tu competencia, mientras que si te decantas por uno más genérico es probable que nadie te recuerde.

Te pongo de ejemplo a Juana García, una de mis clientas.

Ella se dedica a la aromaterapia, el acompañamiento holístico y la cosmética natural, entre otras muchas cosas.

Podría haber optado por un dominio genérico, tipo aromaterapia.com o cosmeticanatural.com, algo nada original, además de complicado, porque ese tipo de dominios tan comunes suelen estar pillados seguro y, si quieres usarlo, te va a tocar comprar una extensión no registrada y, normalmente, raruna (por ejemplo, aromaterapia.space).

Y esto no es una buena idea, como veremos más adelante.

En cambio, ella creó su propia marca: Juana Natura. Uniendo su nombre de pila y un término que engloba todo lo que ella representa.

Su nombre de dominio (juananatura.com), es único, original y reconocible.

¡Bien por Juana!

Algunos tips para dar con un nombre de dominio original:

Simplemente utiliza tu nombre. A no ser que tengas un nombre muy genérico, como Ana García, por ejemplo, ya sería mucha casualidad que justo alguien llamado igual que tú se te haya adelantado y te haya quitado el nombre de dominio. En este caso te tocará darle una vuelta o inventarte algo nuevo, lo que nos lleva al siguiente punto.

Invéntate algo nuevo. Puedes hacer como Juana y combinar tu nombre con alguna palabra que tenga que ver con tu sector. O crear tu propia palabra inventada o neologismo, como ha hecho Pía Errecaborde de Bendimia, que ha unido las palabras “Bendita” y “Vendimia”, como símbolo de recogida de cosecha = obtención de beneficios con tus servicios.

Utiliza generadores de nombres de dominio. Si no te apetece darle mucho al coco y prefieres contar con una ayudita extra, puedes tirar de herramientas que te echen una mano para encontrar el nombre de dominio perfecto para ti. Aquí tienes unas cuantas:

Asegúrate de que el dominio está libre

Vale.

Has encontrado el nombre de dominio ideal para ti y tu negocio, te dispones a registrarlo y, oh, sorpresa, no está libre.

Esto es una faena y me temo que, si quieres ahorrarte problemas, la única solución es buscarte otro nombre de dominio que sí esté libre y no esté registrado.

Porque si se te ha pasado por la cabeza usar el nombre de dominio de otra persona o empresa, pero simplemente cambiando la extensión por una que sí esté libre, déjame decirte que no es una buena idea.

Ese nombre puede estar registrado de forma legal y si lo usas puedes meterte en un buen lío.

Así que mejor darle otra vuelta.

En esta página puedes comprobar con un solo clic si el nombre de dominio que quieres está libre o no.

Compra varias extensiones

Una vez has comprobado que el nombre de dominio que quieres utilizar está libre, viene la pregunta del millón: ¿qué extensión compro?

Extensiones hay decenas y decenas y cada día surgen nuevas y de lo más variopintas.

Pero tú y yo sabemos que las dos extensiones estrella son la .com y la .es (si vives en España).

Bien.

Te cuento un poco la diferencia entre una extensión y la otra.

La extensión .es es un dominio geográfico que se corresponde con España.

Esta extensión es recomendable para aquellas personas o empresas que solo se dirigen a público español y que no tienen ninguna intención ni presente ni futura de ampliar mercado fuera de España.

Google, que es muy listo, sabe que, si usas una extensión .es, es porque quieres posicionar en España y en ningún sitio más, así que te ayudará a hacerlo y te dará prioridad en los resultados de búsqueda locales.

Por su parte, el dominio .com es el dominio entre los dominios, el DOMINIO con mayúsculas, el más usado, el estándar a nivel internacional.

Si tu idea es no centrarte solo en España, abrirte a clientes de otros países y contar con un dominio más global, lo más recomendable es que compres la extensión .com.

En todo caso, te venga mejor una o la otra, mi recomendación es muy sencilla: compra las dos.

Es más.

Cuantas más extensiones puedas comprar, mejor que mejor.

De esta forma te garantizas la propiedad de todas ellas y que nadie utilice tu nombre de dominio con otra extensión.

Porque ya hemos visto antes que esa estrategia no es una buena idea, pero tú y yo sabemos que hay personas de vuelta de todo y lo van a hacer de todos modos.

Así que tú cúrate en salud y hazte con todas las extensiones que puedas, si es posible.

Después alojas tu web en el dominio que más te interese y los otros simplemente los redireccionas al principal.

Dónde y cómo registrar tu nombre de dominio

Una vez tienes elegido tu nombre de dominio y comprobado que está libre, es hora de registrarlo.

La buena noticia es que hacerlo no es nada caro.

En esta página, por ejemplo, tienes los dominios .es a 6,90 euros al año y los dominios .com a 9,90 euros al año.

Un poquito más que un café con un donut.

Súper económico.

Además, algunas empresas de alojamiento web, como esta misma, incluyen un dominio gratis durante el primer año contratando uno de sus planes (y si lo haces desde este enlace además te llevas un 20% de descuento en la compra del hosting).

Un chollo, vamos.

Conclusión

Como ves, elegir tu nombre de dominio es una tarea que no hay que tomarse a risa ni a la ligera y hay que tener en cuenta varios factores para no meter la pata.

Opta por un nombre de dominio corto y sencillo, ten en cuenta las palabras clave, sé original, asegúrate de que está libre, compra varias extensiones y listo.

Ya tienes el nombre de dominio perfecto para ti y tu negocio.

🤍 🤍 🤍

Si te ha gustado el post, puedes dejarme un comentario, regalarme 5 estrellitas o compartirlo en tus redes sociales, que es gratis 😎

Y si necesitas que te eche una mano con tu web, pásate por aquí y hablamos 😉

¿Te ha resultado útil este artículo?

Average rating / 5. Vote count:

¡Aún no hay votos! Sé el primero en valorar este artículo

¡Siento mucho que el post no te haya resultado útil!

¡Ayúdame a mejorarlo!

¿Cuáles son tus sugerencias para mejorar este post?

Si te ha gustado, compártelo. ¡Compartir es vivir!

Más cositas que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 2 =

Ir arriba